¿Comercio informal o ilegal?

El Ecuador en los últimos años desde el gobierno del Ec. Rafael Correa no ha sido capaz de garantizar a las empresas importadoras un respaldo, respaldo que debería servir para que el Ecuador no solo en el ámbito tecnológico sino en todo el ámbito comercial sirva de fuentes de empleo, generación de tributos que ayuden a la sostenibilidad económica de un país que ha sufrido embates financieros por el desplome de precios de crudo; y aun mas en este ultimo año el cual ha dejado muchas afectaciones económicas para varias empresas, microempresas, negocios familiares, etc..

 

Y es por este tema que hago hincapié que la culpa no solo viene por parte de un gobierno que no tiene idea de cómo sostener una economía, sino de la educación por parte de una gran mayoría de ecuatorianos que prefieren por economía apoyar a empresas fantasmas, empresas por decirlo asi que tan solo se benefician por el contrabando de mercancías, mercancías que no gozan de garantía local, mercancías que no pagan tributos y no generan un apoyo económico para el país, mercancías que por su bajo precio ata las manos a empresas que se dedican a la importación formal y negociación con marcas extranjeras.

 

La afectación de estos nuevos comercios, que son ilegales y que no tienen ningún soporte o avaluó por alguna entidad del estado como una microempresa constituida que preste un servicio legal, no solo que afecta a la negociación de los importadores, sino que destruye un mercado ingresando productos ilegalmente a bajos precios lo cual conlleva a una competencia desleal que inclusive es prohibido por las leyes en nuestro país, y son sancionatorias hasta con cárcel. Y es que al introducir mercadería por contrabando hace que las empresas que son representantes de algunas marcas ya no puedan adquirir productos por cantidad, sino que sus pedidos disminuyan y por ende el precio para venta al publico se vea afectado por los altos costos que conlleva realizar una importación formal (Flete internacional, flete nacional, aseguradora, tributos aduaneros, trámites aduaneros), e impide que se puedan realizar promociones que las marcas autoricen cuando se realicen pedidos de alta demanda, imposibilitando asi el beneficio del consumidor final a tener productos a bajos precios, promociones por parte de las marcas, e inclusive impidiendo la generación de mas puntos de trabajo tanto en logística, puntos de venta, manufactura, etc.

 

El comercio en todo su contexto legal trae muchos beneficios, y no solo es el crecimiento de las empresas importadoras, sino toda una serie de empresas, microempresas, profesionales que presten sus servicios. Y es acá cuando la mentalidad del ecuatoriano debe de cambiar, no para asegurar mas ventas a una empresa formalmente constituida y que cumpla con todas las formalidades en una importación, si no mas bien, para que se tenga en claro que apoyar a negocios legales es mas beneficioso porque el crecimiento no es para una entidad, sino para N entidades empezando desde el estado quien es el responsable de dotar de educación, salud, servicios a los ecuatorianos, cuando empecemos a tener claro que el apoyo bien direccionado beneficiaria tanto al consumidor, al vendedor, al estado y por ende al pueblo se empezara a tener otro tipo de visión empresarial, en donde no solo el emprendedor ecuatoriano se atreva a invertir capital de trabajo sino el ecuador se convertirá en un anfitrión para inversionistas extranjeros en ámbitos de turismo, hotelería, construcción, tecnológico, etc., etc.